El cerebro busca constantemente nuevo conocimiento e información
Al igual que el resto de nuestro cuerpo, nuestro cerebro necesita hacer ejercicio para mantenerse sano y en forma. Se vuelve más fuerte y riguroso mediante el fortalecimiento del conocimiento existente y la incorporación de información nueva. Al igual que un atleta en buena forma física, cuanto más se ejercite su cerebro, más fácil le resultará realizar tareas mentales difíciles. Además, cuanto más conocimiento e información procese el cerebro, más fácil le resultará aprender nueva información.

quinto-principio-rector-del-cerebro-web

Cuando alimenta a su cerebro con nueva información relevante, él se mantiene en forma y al máximo de sus capacidades mentales. Si deja que su cerebro se quede estancado, se vuelve débil y perezoso. Perderá usted parte de su ventaja mental. Al añadirle nueva información, las dendritas crecen para enriquecer el cerebro.
Al contrario de lo que popularmente se cree, los investigadores no han descubierto que con la edad se vuelva imposible aprender cosas nuevas. De hecho, el aprendizaje continuo a lo largo de su vida será una de las mejores maneras de garantizar que su cerebro se mantenga sano. Un cerebro activo y en crecimiento, incluso en edades avanzadas, tiene mucha menos probabilidades de padecer enfermedades mentales que minen su vitalidad. De modo que realmente es cierto: úselo o piérdalo. Como Warren Bennis recalca en su libro Becoming a leader: “usted puede aprender todo aquello que desee aprender”.
Un ejemplo que resalta la importancia de la educación continua en una profesión son los requisitos que se les exigen a los sensores jurados de cuentas para colegiarse en Estados Unidos. La mayoría de los estados exigen que tras conseguir su diploma, el censor jurado de cuentas complete un promedio de 40 horas de estudio al año sobre materias relacionadas con su profesión. Éste requisito anima a los sensores jurados de cuentas a actualizar sus conocimientos prácticos profesionales y a mantener físicamente en forma sus mentes.
Para beneficiarse de aprendizaje, no es necesario que la nueva información tenga relación con algo que le resulte familiar. De hecho, aprender algo sobre una materia totalmente diferente a su base de conocimiento puede ser una excelente forma de estimular la creatividad. Por ejemplo, si está especializado en finanzas, aprender cosas sobre el área de marketing de su empresa mejorará sus capacidades financieras. Ampliará su perspectiva y proporcionará más datos a su cerebro para que los analice cuando estudie cuestiones de marketing relacionadas con las finanzas. Denominamos a esto “hacer nuevas conexiones”: tomar diferentes piezas de información y crear nuevas asociaciones entre ellas. Sea cual sea su profesión, debe ser consciente de que una vez que la educación primaria, secundaria y superior ha terminado, su auténtico aprendizaje no ha hecho más que empezar.
En la práctica, utilice estos métodos para mantener en forma su cerebro:
Lea publicaciones especializadas relacionadas con su profesión al menos unas cuantas veces a la semana.
Reúnase con personas de departamentos ajenos a su área de experiencia funcional, e intercambie ideas y conocimientos.
Siga un curso en una escuela de formación o Universidad sobre una materia que le interese.
Aprenda algo nuevo cada día.
Recuerde: puede aprender a cualquier edad. Decídase a seguir aprendiendo.
La inteligencia del líder, Tony Buzan, Tony Dotino, Richard Israel

Primer principio

Segundo principio

Tercer principio

Cuarto principio

 

 

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail