Imagina que vas conduciendo tu automóvil en una noche de tormenta muy fuerte. Pasas por una parada de autobús donde se encuentran tres personas esperando:
– Una anciana muy enferma a punto de morir.
– Un viejo amigo que una vez te salvó la vida.
– La mujer de tus sueños.

¿A cuál  de ellos subirías a tu auto, habida cuenta que sólo tienes lugar para una persona?

Podrías llevar a la anciana, porque va a morir y por lo tanto deberías salvarla; o podrías llevar a tu amigo, ya que te salvó la vida una vez y estás en deuda con él. Sin embargo, tal vez nunca vuelvas a encontrar a la mujer de tus sueños.

¿Cómo solucionarías el problema?

Sigue leyendo para ver la solución.

Solución

Le das las llaves del auto a tu amigo, y le pides que lleve a la anciana al hospital, mientras tu te quedas esperando el autobús con la mujer de tus sueños.
facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail