Cuéntame algo, lo olvidaré.
Muéstramelo, podré recordarlo.
Implícame en ello y lo comprenderé.
Proverbio chino
leyes-de-la-memoriaCreemos que este proverbio peca de incompleto: si me implican en ello, no sólo lo comprenderé, sino que lo recordaré con toda seguridad e intensamente. Porque recordar es una forma de comprender.
Más adelante daremos normas, ejercicios y trucos para mejorar la memoria. Conviene advertir que estas actividades son menospreciadas por muchos teóricos que consideran que el verdadero cultivo de la memoria es un campo de actividad exclusivo de la fisiología. Mi opinión es bastante distinta: creo que todo lo que sirva debe ser aprovechado. Por este motivo, empezaremos por conocer las leyes que rigen el funcionamiento de la memoria, a fin de aplicar debidamente cualquier método mnemotécnico.
El funcionamiento de la memoria puede pasar por altos rendimientos, inhibiciones, ritmos y paradas y nos interesa conocer especialmente qué factores mejoran o disminuyen su rendimiento.
Por otra parte, existen dos niveles de memoria: la primaria y la secundaria, La primera es utilizable sólo como vehículo instantáneo y hay que convenir en que se esfuma una vez usada: es la memoria que aplico unos segundos para trasladar al papel lo que estoy oyendo y es también la responsable de estos fallos en la conversación que hacen que nos quedemos “sin saber por dónde íbamos”.
Por ello también esa memoria puede y debe ser objeto de aprendizaje y mejora. No cabe duda de que, si estoy copiando un texto, lo haré mejor si soy capaz de retener 3 líneas seguidas que si sólo puedo retener media. La memoria primaria es necesaria para el funcionamiento de la memoria secundaria: una ocupación de todas las neuronas nos llevaría a una saturación prematura del cerebro. Una organización espontánea del cerebro elimina automáticamente la mayor parte de la información. y, sin embargo, quedan muchos misterios por dilucidar sobre ella. Las hipermnesias hacen intuir que la capacidad de almacenamiento del cerebro es mucho mayor de lo que podría suponerse.
Josep M. Albaigès, Ayudando a la memoria

[success]Si el contenido te ha resultado interesante y entretenido, ¡Corre la voz entre tus amigos y conocidos![/success]


facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail