Los momentos de júbilo creativo a menudo se producen súbitamente y sin previo aviso. En esos momentos, los pensamientos se ensamblan a la perfección, la pintura fluye con naturalidad y la música se nos desliza entre los dedos. Es como si fuéramos testigos y a la vez participantes del acto creativo.

la-llama-creativa

Al alimentarnos de nuestra energía creativa todo se ajusta, no hacemos ni un solo movimiento de más, ningún pensamiento nos perturba, no queremos estar en ningún otro lugar. Ya sea que considere ese estado como una experiencia mística estilo zen o sólo un sentimiento cotidiano de estar en sincronización con su trabajo, lo cierto es que representa la experiencia creativa máxima.
¿Cómo funciona la idea de una “llama creativa”? Piense en el combustible que alimenta la llama como en las habilidades que una persona debe utilizar para responder al desafío. Piense que la olla del guiso que va a cocinar es el desafío que debe resolver. Cocinar ese guiso significa encontrar la cantidad adecuada de combustible para el tamaño de la olla. Una vez hallada la combinación necesaria, sus habilidades responderán al desafío y sus jugos creativos entrarán en ebullición. Si el combustible es escaso o la cacerola demasiado grande, usted no está suficientemente preparado y la llama creativa es demasiado débil: ello le hará experimentar ansiedad y las cosas no fluirán sin esfuerzo. Si tiene demasiado combustible para una olla pequeña, su preparación es excesiva: sus habilidades superan al desafío y lo que se siente en ese caso es aburrimiento, no inspiración. Es lo que experimentaría Leonardo Da Vinci si su gran desafío fuera pelar papas.
Sólo cuando las habilidades coinciden perfectamente con el momento desplegamos nuestros poderes creativos en su totalidad. Cuando estamos a la altura del desafío y el desafío está a nuestra altura la llama creativa arde a pleno.
Ejercicio propuesto
Imagine que en lo más profundo de su mente hay una brillante llama creativa que arde en silencio, produciendo una luz clara y radiante. Al acercase a ella, siente sus asombrosas cualidades creativas. Percibe una inteligencia lúcida, claridad de pensamiento, sensibilidad e intuición, coraje y simplicidad excepcionales. ¿Qué más podría sentir al acercarse a su propia llama creativa?
Tom Wujec, Mentalmanía

[box type=”box” width=”650″ template=”drop-shadow curved curved-hz-2″ align=”after” color=”black”]Si el contenido te ha resultado interesante y entretenido, ¡Corre la voz entre tus amigos y conocidos! Apóyanos haciendo un clic en me gusta, tuiteando, o dejándonos un comentario.[/box]

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail