El artista Neil Harbisson nació con una ceguera a los colores, pero actualmente un dispositivo conectado a su cabeza transforma los colores en frecuencias audibles. En vez de ver un mundo en escala de grises, puede escuchar una sinfonía de color… y sí, incluso escucha los rostros y los cuadros.

[success]Si el contenido te ha resultado interesante y entretenido, ¡Corre la voz entre tus amigos y conocidos! Apóyanos haciendo un clic en me gusta, un tuit, o dejándonos un comentario.[/success]

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail