Lograr el éxito nos impulsa y estimula desde jóvenes a afrontar los desafíos que se nos presentan. Pero como nos cuenta el psicólogo Ian Robertson es necesario dosificarlo para que no nos domine y nos dañe.

 

Fuente

[box type=»box» width=»650″ template=»drop-shadow curved curved-hz-2″ align=»after» color=»black»]Si el contenido te ha resultado interesante y entretenido, ¡Corre la voz entre tus amigos y conocidos! Apóyanos haciendo un clic en me gusta, tuiteando, o dejándonos un comentario.[/box]