Un padre llama a sus dos hijos y le dice que tiene un regalo para hacerles: un juego de ajedrez. Para decidir a quién se lo dará propone esta consigna:

– No es posible jugar toda la vida, sólo se podrá jugar la mitad de los días que faltan vivir. El que diga cómo cumplir con esta consigna recibirá el juego.

El mayor de los hijos se autoexcluye ya que no sabe cuántos días le quedan por vivir.

El menor, con una sonrisa, dice que él sabe cómo respetar la consigna. Se la dice al padre y éste le entrega el regalo, muy satisfecho.

¿Cómo cumpliría con la consigna?

Sigue leyendo para ver la respuesta.

Respuesta

Jugando día por medio.
¿Has encontrado otra respuesta?
facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail